Iniciaré con esta frase:

Siempre es más difícil que te dejen atrás que ser el que se va

Brock Thoene

Desde que empecé a utilizar la aplicación de TikTok (hagan clic y síganme) he visto cada cosa, he escuchado frase, partes de monólogos que me han llegado al alma y esta es una de ellas.

En esta aplicación me encontré con el video del Pela Romero, y ¿quién es él?

Gonzalo El Pela Romero es escritor, músico y licenciado en ‘cosas’ tal como se define.

Nació el 17 de diciembre de 1982 en Buenos Aires, Argentina, un rinconcito al sur del mundo y cuna de grandes talentos. Músico desde los 6 años, intento de escritor desde los 10 y futbolista frustrado por una lesión desde los 17 años. Caradura de nacimiento, se crió entre una mezcla de calles de empedrado y tierra.

Soñador por convicción, enamorado de las causas perdidas. Tipo común, de muchos conocidos y pocos amigos pero de los buenos por elección. Aliado fiel de los callados, de los sin voz, simplemente por el deseo de que puedan hacerse escuchar a través de sus palabras. Amante del Fernet, del dormir de a dos y defensor universal de la charla mirándose a los ojos por sobre los chats de celular.

Gracias Amazon

Cuando descubrí sus ‘monólogos’, confieso que me tocaron en el fondo, me sentí identificada, todavía tengo ese mixture of feelings de lo que me pasó meses atrás. Aparte, descubrí que son lecturas de libros escritos por él, titulados «Basta de Amores de Mierda  I» y «Basta de Amores de Mierda II» (que ya los tengo en formato .pdf). Y eso que encontré en la plataforma de Goodreads que existe un tercer libro, es decir, «Basta de Amores de Mierda III», que ya lo estoy buscando.

Hallé tres que identificaron tanto que los publicaré en tres posts. Este es el primero de ellos…

Así lo viví…

Al final no te faltaba tiempo, te faltaban ganas…

Al final no te faltaba tiempo, te faltaban ganas…

No le pasaba lo mismo que a vos…
Pero nunca te lo dijo.

Te trataba bien cada vez que se veían, la pasaban genial, parecía que era mutuo, parecía piola…
Pero no.

Después de un tiempo se aburrió…
Y pasó de hablarte a solo contestar…
Paso de charlar hasta cualquier hora al mensaje monosilábico “ok”, “Bueno”, “Dale”…

Empezaron las excusas…
Los “se me complica”, “yo te aviso”, “vamos viendo”, pero no vieron un carajo…

Nunca dijo anda, nunca fue de frente como para darte a elegir si irte o quedarte…
Te boludeó fuerte, ni te agarraba ni te soltaba…

Te dejo ilusionar al pedo…
Y encima te dice que la culpa es tuya por engancharte…
Tranqui, no sos la única víctima de un “motochorro del amor”…

Para la próxima te va a servir…
Vas a aprender a detectar que a la gente al final no le falta tiempo, le faltan ganas…

Cuídate, queréte, ojito, ojete…

Ja.

#AlaGiladaNiCabida
#BastaDeAmoresDeMierda

 

Reporto para ustedes, Elizhah

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *