Ayer en la noche, me puse a ver películas en Amazon Prime Video, hay una película que me llamó hace meses la atención, su nombre «Chemical Hearts», película tipo romance adolescente, donde la protagonista es Lili Reinhart (protagonista de Riverdale).

Puedo decir, que todavía no he terminado de ver la película, #YOCONFIESO ‘Me quedé dormida’, pero espero que hoy termine de verla. Me llamó la atención fue algo. Al inicio de la película, el protagonista, Austin Abrams, lee unos versos subrayados de un poema de escritor chileno, Pablo Neruda; y éste es el Soneto XVII del libro ‘Cien sonetos de amor’.

¿Quién no va a conocer a este escritor tan famoso por libro ‘Veinte poemas de amor y una canción desesperada’? Creo que a todo quien estuvo en el colegio, les enseñaron Literatura Hispanoamericana, y específicamente es este libro que está incluido en la malla curricular estudiantil.

Bueno, sigamos con el tema del post. Soy seudo amante de la Literatura, especialmente de la poesía, así lo verán en un post anterior, y eso que también me encanta escribir, pero ya no lo hago tanto.

Revisando en internet, gracias a la web de Tomatazos, encontré estas críticas:

David Ehrlich en IndieWire

Lili Reinhart y Austin Abrams brillan en un romance juvenil para adolescentes más sensibles.

Robert Kojder en Flickering Myth

… es difícil no admirar al menos a Chemical Hearts por querer desesperadamente iluminar el amor con una luz oscura y poco convencional. Es una pena que no se ciña a esas intenciones más allá de un puñado de escenas que clava Lili Reinhart.

Aquí les dejo el poema, espero que les guste:

Soneto XVII – Pablo Neruda

No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *