Cuando todo se te viene encima, es decir, tantas cosas se te juntan: trabajo, estrés, problemas… tu mente comienza a desvariar…

… ¿Te ha ocurrido eso?

Esta semana ha sido de lo peor, así que iniciemos:

  • Lunes

Feriado de Octubre y todavía seguía con la peste (tos, fiebre, dolor corporal y gripe); pero este día se elevó a su alto nivel acompañada de unos retorcijones en el estómago.

Mi salud me pasó factura ese día.

  • Miércoles

Aprovecho mi hora de almuerzo para ir hacer unas compras que me faltaron del día anterior y se me cae la carterita con mis documentos. Casi me pongo histérica. Tuve que anular tarjetas del banco, ir a sacar la cédula de identidad de nuevo (aproveché sacar la cédula de mayor de edad a mi hijo), pude sacar dinero de la cuenta sin tarjeta (gracias a la chica del Servicio al Cliente del banco). Sin embargo, mis chicos tuvieron tanta paciencia conmigo. Solo diré… ¡GRACIAS!

  • Viernes

Por hacer las cosas rápido y salir lo más pronto del trabajo, pensé que se me había perdido el celular.

Thank you God! Porque lo encontré hoy en la oficina cuando fui a trabajar.

Hay que tomar las cosas con calma porque uno sabe que mismo le puede pasar. Pero sigo con la peste, ya no tan fuerte.

Esperemos que esta semana que viene sea buena.

¡RELAX!!!!!

Reporto para ustedes, Elizhah…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *