Un perro no necesita autos caros…
casas grandes o ropa exclusiva.
Le basta con un palo empapado.
A un perro no le importa
si eres rico o pobre…
Inteligente o torpe, listo o tonto.
Entrégale tu corazón
Y él te entregará el suyo.
¿Sobre cuántas personas
puedes decir lo mismo?
¿Cuántas personas hacen que te
sientas único, puro y especial?
¿Cuántas personas hacen que
te sientas… extraordinario?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *