Desde que se inició el tiempo de la cuarentena, el estar encerrada para mí es como enfermarme más. Es cierto que se debe guardar para que no se extienda la propagación del virus, pero no es lo mismo sentirse libre.

En este país, todo se volvió un caos; las autoridades con sus restricciones (que ellos creen correctas para nosotros) hacen lo imposible para que este mal no se propague. Sin embargo, la gente, el pueblo no quieren acatar las órdenes y el contagio se expande más.

Hoy salí hacer unas compras, cosas que después me arrepiento porque me excedí en el gasto (me está doliendo mucho ahora), pero estuve grabando. Así como retomé el blog también lo hice con el canal de Youtube, pues le dejo el video y adjuntaré el enlace para que se suscriban.

Y les reportó para ustedes, Elizhah

He vuelto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *