Categoría: el mate se me está fundiendo

Mezcla de pensamientos

Ayer la razón me jugó una mala pasada y estas tres canciones adjuntaron:
Take a bow

All the world is a stage [world is a stage]
And everyone has their part [has their part]
But how was I to know which way the story’d go
How was I to know you’d break
[You’d break, you’d break, you’d break]
You’d break my heart

You’ll see

You will see
I don’t need anyone else
I will resist
I’ll manage to go on
I’ll do it for myself
It will be my personal glory
No one, not even you, can take it from me
You’ll see

The power of good bye

There’s nothing left to lose
There’s no more heart to bruise
There’s no greater power
Than the power of good-bye
Learn to say good-bye
I yearn to say good-bye.

10 Lecciones que aprendí del hombre equivocado

Leyendo una revista que mi madre dejó en su venida acá al país, encontré un reportaje sobre las experiencias que uno puede aprender de relaciones pasadas, pues de una aprendí muchísimo y sigo aprendiendo, fue la revista Glamour de España, espero que le guste:

10 LECCIONES QUE APRENDI DEL HOMBRE EQUIVOCADO

image

  1. No puedes cambiar a la gente.
    Grábate a fuego estas palabras y ahorrarás tiempo, irracionales llamadas a tus amigas y kleenex.  “Ninguna mujer puede aspirar a cambiar a un hombre a no se que éste lleve pañales”, dice Liliana Morelli.  Si es depresivo, aburrido, poco cariñoso o satánico lo va a seguir siendo, no importa lo que tú hagas al respecto.  Exigirle que cambie sólo puede generar mucha frustración en él y arrugas prematuras en tu rostro.  ¡Y eso sí que no!.
  2. “No” significa “no”.
    Cuando un espécimen del sexo masculino dice que no quiere un compromiso, desengáñate: no te está desafiando a ver si logras convencerle.  Escucha lo que él te dice, no lo que a ti te gustaría oír.
  3. Los defectos van a más.
    Chica conoce chico evidentemente celoso, alcohólico, violento, enmadrado, mujeriego o xenófobo.  Y ella piensa: “Se debe a su juventud o a una racha.  Cambiará con el tiempo.  Si aguanto X tiempo, tendré al hombre perfecto”.  X siempre es demasiado tiempo perdido.
  4. ¿Polos opuestos se atraen?  En el laboratorio, quizá.
    No tener nada en común hace imposible que la relación vaya bien, por mucho que veas a Julia Roberts y a Sandra Bullock demostrar lo contrario en sus películas.  Busca en tu pasado y recuerda lo mal que acabaste con el último chico que te “complementaba”.
  5. El orgasmo engaña.
    Tú puedes intentar engañar a tu corazón, pero nunca a tu sabio punto G.  Si en la cama no te divierte, no hay nada que pueda salvar esa relación.
  6. Te gustan independientes.
    ¿Recuerdas aquel novio al que tenías que pagarle todo?  Te enseñó que ser un cutre en el terreno económico equivale a serlo también en lo sentimental.
  7. La igualdad es un must.
    Ahora también sabes que un hombre que se enfada porque sales mucho con tus amigas puede ser un machista camuflado.
  8. El amor es ciego; tus amigos, no.
    Si has pasado la verguenza de reconocer a tus íntimos que tenían razón cuando decían que tu ex era un cretino… ya has aprendido a escucharles más.
  9. La explicación  más sencilla suele ser siempre la correcta.
    Si tiene manchas de carmín en el cuello o recibe SMS sexy es probable que NO sean imaginaciones.
  10. Te tiene que querer.
    Pasa de un hombre que quiera cambiarte.  Como decía el padre de Juno: “Lo mejor que puedes hacer es buscar una persona que te quiera tal y como eres, de buen humor, de mal humor, fea, guapa… La persona ideal seguirá perdiendo el culo por tí”.

A pensar mucho…