¡Hola, again! Espero que te haya gustado la historia, aquí les traigo la parte dos. Viene con más suspenso y más sorpresas.

Todo cambia y todo se termina.

Capítulo II

A la mañana siguiente, se dirigió a la universidad para comunicar lo sucedido a su tutora, ella le informó que el caso iría a reunión de Concejo y que ellos decidirían si le retirarían la beca o la mantendría por su excelencia en sus calificaciones.

Liz tenía los ánimos caídos al salir de la reunión, pero la tutora le dijo que fue mejor que lo haya comunicado con tiempo, claro mostrando pruebas. A lo que salía de la universidad se encuentra con Patrick, siempre tan elegante.

Patrick: ¡Hola! ¡Qué tal! ¿Qué haces por acá?

Liz: Hola Patrick, vine hablar con la tutora por un tema.

Patrick: ¿Qué paso? Cuéntame en qué te puedo ayudar

Liz: Patrick, ya has hecho mucho por mi…

Patrick: Algo me dice que es grave. Cuéntame…

Liz quedo mirando esos ojos cafés verdosos tan sinceros, y se puso a llorar.

Patrick: Pequeña, ¿dime qué te pasa? ¿Fuiste al médico, ¿verdad? ¿Qué te dijo?
Liz: Patrick… Estoy embarazada… ¿no sé qué hacer?!

Patrick: ¿Cómo que embarazada? Acaso tú estás con alguien más, solo dímelo…

Liz: No Patrick… no estoy con nadie, pero si estoy embarazada y sé quién es el padre. Él es uno de los motivos por el que vine a Londres. Es una historia que pensé que la estaba dejando atrás, pero ha vuelto con más fuerza. Te juro que no sé qué hacer.

Patrick estaba desconcertado, no podía creer que esa persona que estaba a su lado, la que había aprendido a querer en poco tiempo iba a tener un hijo de otra persona, eso que le rompió el corazón. Abrazados, coge el rostro con sus manos limpiándole las lágrimas y le dice:

Patrick: Veré qué puedo hacer para que no pierdas la beca, el trabajo ni la estadía aquí. Yo te ayudaré a salir adelante con tus hijos. –la ve con una mirada cálida- ¡Vamos a salir de esta, no preocupes!

Ambos se abrazaron fuertemente.

Y así fue, Patrick con asesoría legal ayudó a Liz a que no perdiera su beca, claro, habían puesto una condición, debía seguir con la excelencia en sus calificaciones, si es posible mejorarlas aún más.

Pasa el tiempo y la vida de Liz seguía, ya estaba por el octavo mes de embarazo y todavía no sabía el sexo del niño. Sin embargo, precisamente ese día le toca la cita con su ginecóloga, acudió en compañía de Patrick y Daniel.

Doctora: Bueno señora, es hora que sepamos el sexo de esta criatura. Por lo que veo, usted debe de dormir mucho porque su barriga está muy grande.

Daniel: Doctora, no tiene idea como duerme y come.

Doctora: Entonces, desde ahora debe descansar menos y lo mismo cuidarse con las comidas, pues estamos en el penúltimo mes debe tomar ciertos cuidados.

Liz: Ok, ok… lo haré.

En ese momento, Patrick estaba a su lado cogiéndole la mano junto a él estaba Daniel, los tres unidos, cuando la doctora les dice:

Doctora: ¡Oh my God! ¡no lo puedo creer!

Liz: ¿Qué pasó doctora? ¿está todo bien? ¿qué pasa algo con el bebé?

Doctora: Señora, debo de decir que los bebés están bien…

Los tres en una sola voz dijeron: ¡LOS BEBÉS!!

Mientras tanto, muy lejos de ahí, en las oficinas de Dulces Esencias, estaba Xavier en su lugar de trabajo como todos los días, y en eso escucha unas risas al otro lado de la oficina.

Carol: Graciela, chicas vengan a ver…

Graciela: ¿Qué pasó Carol?

Carol: Mirala, es Liz. ¡Qué linda se ve!

Sully: Pero eso no es aquí.

Carol: No, ella está fuera del país. De vez en cuando le escribo.

Sully: ¡Qué chévere! Bien por ella.

Graciela: Entonces fue bueno que se haya ido de aquí.

Carol: ¡Muy bueno!! ¡Miren a ese gringo!! ¡Súper guapo!!

Sale de la oficina de Ventas, Elsa preguntando por qué la risa y Sully le comenta:

Sully: Es que estábamos viendo las fotos de Liz, le está yendo bien fuera del país.

Elsa: ¡En serio! Bien por ella.

Elsa llama a Xavier, él sale de su oficina y se dirige dónde están las chicas.

Elsa: Xavier, una pregunta ¿tú sabías que Liz está fuera del país?

Xavier: Bueno, si lo supe por una prima de ella, pero nada más.

Sully: Ahhhh!!!!… entonces, si sabías… Me imagino que tendrás contacto con ella.

Xavier: ¡Pues no! Ni siquiera tengo su número telefónico.

Elsa: ¿Y sus redes sociales?

Xavier: No la sigo en redes sociales

Sully le señala con el dedo y le dice a Xavier:

Sully: No será que te bloqueó.

Xavier junta los hombros y dice:

Xavier: No lo sé

Sully: Te contamos que ella está viviendo en Londres.

Sully quita el teléfono celular de la mano a Carol y le enseña a Xavier.

Sully: ¡¡Mira se la ve bien!! Mira ese hombre guapo que está a su lado. Seguro que es su novio.

Elsa: Mira tú… hasta novio tiene – lo decía con sarcasmo -.

Xavier mira la imagen detenidamente.

Xavier: Bien por ella.

Elsa: Oye, pero no se han dado cuenta ¿cómo que se ha engordado esta chica?

Sully: Así es… ¿No será que está embarazada?

Elsa: Jajaja… se consiguió un gringo y lo atrapó.

Carol: Déjame ver… Por lo menos es guapo y le da una mejor vida.

Elsa: ¿Cuánto tiempo tiene allá?

Todas miran a Xavier.

Xavier: No lo sé…

Carol: Pero en la descripción de la foto cumplían meses, pero esa barriga parece que ya va a salir… Mmmm raro…

Xavier solo escuchaba y analizaba la situación, pero no le dio mucha importancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *