No te ha pasado que en pleno acto sexual sale tu pareja diciéndote “¡Qué rica puta!” ó “¡Zorra sabrosa!”, y te quedas perpleja, pierdes la concentración, pues es cierto hay personas que les gusta decir y que les gusta que le digan aquellas “dulces palabras”.

Pero a qué se debe que la grosería o las malas palabras intervengan en el sexo; ¿desahogo o excitación?, en mis vivencias en el mundo sexual, pienso que son utilizadas como excitación, es como si entrarán en trance deseando llegar a una concentración absoluta para sí con todo eso acumulado para como resultado final la satisfacción sea mutua.

Tampoco hay que olvidar ciertas frasecillas que también las mujeres suelen decir, como por ejemplo: “¡Vamos cabrón!”, “¡Dale maricón que puedes dármelo todo!” y otras más que se dicen pero preferí dar algunos ejemplos ya que expusiera otras este espacio se volvería vulgar y ese no es la idea principal.

Sabemos que cada persona es un mundo diferente, cada cuerpo es un universo distinto, pero pregunto ¿realmente nos excitamos con palabras groseras?; pues sí, me fascina pero también hay palabras de grueso calibre que a la vez no llegan a ser vulgares, esas son las mejores, esas dan una motivación excepcional.

Haganlo como experimento ya sea con su pareja, algún amigo (a) con derecho, ó persona X, sientan esa sensación al máximo y luego me la cuentan por medio de comentario.

¿TE ATREVES?…

8 comentarios en Algo sucio pero excitante

  1. je, je sabes no me había pasado eso hasta que un día me fuí al un prostíbulo y una de las chicas me dijo quiero más produndo… cabrón! y se lo sacó y se lo metió por atras.

    Son palabras que para algunos pueden parecer mal, pero creo entre palabras y caricias la otra persona si siquiera puede escuchar lo que le dices.

    Saludos

  2. Cuando mi novio empezó a decirme todo eso en la cama, me quedé un tanto asombrada; pero la verdad es que me gusta.

    Después de todo, ser «su puta» es fascinante.

  3. Para mi estimado Nightmare: Como lo dije en el post hay personas que no les gusta escuchar que le digan esas cosas pero considero que lo prueben pero que encuentren las palabras precisas, groseras a la vez delicadas.

    A mi RicoColombiano: Exactamente hay mucha diferencia en ello, pero insisto yo veo que decir groserías es una forma de excitarse.

    A mi dear Anónimo: Yo también pase por lo mismo y me pareció un horror, pensaba ¿este tipo que cree que soy?, pero con el tiempo me dí cuenta que es un desahogo combinado con placer.

  4. Nunca lo habia experimentado.. pro hace unos dias… una nueva pareja sexual lo hizo y………. aunque me sorprendio solo en un primer segundo, luego me encantooooooo
    han pasado un par de dias y sigo pegada en el tema… obviamnente lo repeterimos.. lo recomiendo.
    Esto no significa que uno sea vulgar, pero es muy excitante…
    En la mesa una dama.. y una puta en la cama!!!!!!

  5. Mi linda Anónimo: Así es, una mujer no es una cualquier solo porque en la cama nos transformemos en la puta sexual, en realidad todas tenemos un poco de eso en nuestro interior, además no es pecado buscar el placer con solo decir malas palabras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *